Hoy queremos hablaros de un error común, que todos hemos cometido alguna vez por puro desconocimiento, tan habitual como grave, y que puede ponernos la casa y la vida del revés.

Hablamos de introducir al hogar un nuevo animal, ya sea para proporcionarle compañía al que ya lleva tiempo con nosotros, o de forma temporal hasta encontrarle nuevo hogar. Por muy segura que sea su procedencia, puede venir con alguna enfermedad que todavía no ha manifestando síntomas, algunas altamente contagiosas y mortales, y que puede llevarse por delante su vida y la de nuestro querido y, hasta ahora sano, amigo.

Vamos a detallaros solo algunas de estas enfermedades según especie. Existen bastantes más, pero queremos poneros ejemplos de las más habituales:

GATOS -> Panleucopenia: se trata de un virus altamente contagioso, de la familia de los parvovirus, que se excreta por las heces y liquido corporales, afectando al sistema digestivo y medula osea. La infección se contrae por contacto con las heces del animal u objetos contaminados, incluso nuestra propia ropa. Los síntomas más comunes son postración, apatía, anorexia, vómitos y diarreas, frecuentemente hemorragicas.

PERROS -> Parvovirus: se trata de una enfermedad vírica grave y extremadamente contagiosa a través de las heces del animal infectado, contaminación del ambiente o contacto directo, afectando al sistema de digestivo y al sistema inmunitario del animal. Los síntomas mas comunes son vómitos, diarreas, con frecuencia hemorragicas, fiebre o hipotermia, postración y anorexia.

CONEJOS -> Enfermedad vírica hemorragica: Se trata de una enfermedad muy contagiosa y mortal, producida por un virus del género calicivirus, y que afecta a los conejos de especie Oryctolagus Cuniculus (domésticos y silvestres). Se transmite a través del aire, asi como por vía oral y conjuntival, afectando a distintos órganos del cuerpo como hígado, bazo, pulmones.. Los síntomas más comunes son decaimiento,, excitacion y muerte. También pueden aparecer en su forma aguda, fiebre, temblores y eliminación de sangre por la nariz.

HURONES -> Moquillo: se trata de un virus altamente contagioso, que se contrae a través del aire, afectando al sistema urinario, digestivo, respiratorio, inmunitario… Los síntomas habituales de esta enfermedad son secreciones nasales y oculares, fotosensibilidad, anorexia, apatía, fiebre, deshidratacion y diarrea.

Os recordamos que son simples ejemplos, existiendo muchas mas enfermedades como la leucemia felina, la mixomatosis en el conejo, o la enteritis por rotavirus en el caso de los hurones.

De ahí la importancia de una buena cuarentena, manteniendo al nuevo animal aislado, cuidando mucho la higiene, evitando el intercambio de objetos y realizando visita al veterinario a la mayor brevedad posible.