La enfermedad adrenal es una de las más comunes en hurones, apareciendo a partir de los 3-4 años de vida y siendo descrita la esterilización como un factor que contribuye a su aparición.  A continuación os explicamos en qué consiste y sobre todo, como prevenirla! 

Las glándulas adrenales o suprarrenales se localizan en el abdomen, justo delante de los riñones. 

Estas glándulas producen una variedad de hormonas que controlan varias funciones corporales, como la presión arterial, el equilibrio electrolítico, el metabolismo y el sistema inmunológico, y también son responsables de la producción de las hormonas sexuales.

En los hurones esterilizados, durante la época de celo, estas glándulas se estimulan, produciendo pequeñas cantidades indetectables de hormonas sexuales. Este estímulo, repetido a lo largo de los años, aumenta el tamaño de las glándulas, y en algunos casos, deriva en tumor 

Cuales son los síntomas? 

Inicialmente se presentan con alopecia de la cola, que acaba extendiéndose por el tronco y pudiendo llegar a perder todo el pelo.

Además pueden aparecer otros síntomas relacionados, como un aumento del olor corporal, marcaje, agresividad, hinchazón de la vulva, anemia por toxicidad de los estrógenos, problemas prostáticos, etc

Como tratamiento preventivo tenemos el Acetato de leuprolide (“Ginecrín depot”) o el Implante de liberación prolongada (“Suprelorín”).  Lo ideal es que empecemos a aplicarlo desde su primer año de vida, y coicidiendo con las épocas de celo: 

Machos: Diciembre/Enero.

Hembras: Enero/Febrero 

Recuerda, mejor prevenir que curar:

Colaboración: Elizabeth Camba Caride

Si quieres más información o solicitar tu cita, no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Clínica veterinaria Quetzal 

Teléfono: 986128882 (Cita previa y urgencias)
Dirección: Eduardo Iglesias 20 Bajo (frente al mercado del progreso), Vigo – Pontevedra