Con mucha frecuencia recibimos visitas en la clínica preguntando sobre las piedras de calcio para tortugas, y tanto se extrañan inicialmente de que no las vendamos, como nosotros de que pregunten por ellas, y es que en casi la totalidad de los casos nos encontramos ante un mal o incompleto asesoramiento.

En primer lugar, debemos de tener claro que para que nuestra tortuga pueda metabolizar el calcio, debe recibir una cantidad diaria suficiente de rayos ultravioleta, ya sea a través de luz solar directa (sin cristal de por medio, que actúa como filtro), o ya que no siempre es posible, mediante la colocación de una bombilla UV-B, que podemos adquirir en las tiendas de accesorios de animales. La mayoría de los terrarios/tortugueras, por desconocimiento, carecen de ellas, por lo que la piedra de calcio se disolverá en el agua sin que el animal obtenga apenas beneficio de ello.

 

8845458 - pond slider ashore in terrarium

 

Una vez hayamos adquirido la bombilla, lo ideal es que nuestra tortuga obtenga el calcio a través de una buena alimentación, variada y completa.  Si tienes dudas acerca de los alimentos que debemos y/o podemos proporcionarle, pídenos cita y te confeccionaremos un plan de alimentación personalizada.

En resumen, con la combinación de una buena fuente de luz y una alimentación adecuada, el bloque de calcio, resulta generalmente innecesario. Si notas que el caparazón de tu tortuga no tiene la consistencia que debería es que algo está fallando, y es que hay ocasiones en las que por alguna razón sí es necesario un aporte extra. En ese caso no dudes en consultar con tu veterinario especialista para que te asesore sobre el suplemento más adecuado.